El medio de comunicación de la Industria del Plástico ​

Nueva colaboración convierte plásticos duros en materia prima para impresoras 3D

Una colaboración entre el Centro de Investigación y Tecnología de Materiales Sostenibles (SMaRT) de UNSW Sydney y Renew IT logró transformar plásticos duros desechables en materia prima para impresoras 3D. Este avance se logró con la instalación de un módulo de tecnología Plastics Filament MICROfactorie™, inventado por la UNSW, en el almacén de Renew IT en Lane Cove, Sydney.

La profesora Veena Sahajwalla, fundadora y directora del UNSW SMaRT Center, destacó que este sistema es una solución sostenible para la fabricación, el reciclaje y la gestión de residuos. “Es una solución que convierte los plásticos duros de equipos electrónicos modernos, que no pueden ser reciclados convencionalmente, en materia prima para un sector en crecimiento,” explicó Sahajwalla.

“El filamento se importa casi en su totalidad a Australia y se fabrica a partir de petroquímicos. Producirlo localmente a partir de plásticos usados reduce el impacto ambiental del transporte global. La impresión 3D es una tecnología prometedora, pero hasta ahora ha dependido de plásticos vírgenes.”

La profesora Verity Firth, vicepresidenta de Impacto Social, Equidad y Compromiso de UNSW, añadió que la asociación con Renew IT puede generar un cambio significativo a gran escala. “La combinación de la ciencia pionera de la Prof. Sahajwalla y la experiencia comercial y el compromiso financiero de Renew IT puede acelerar un cambio genuino. Esta colaboración industrial ejemplifica el compromiso de la UNSW con el impacto social”.


También lee: Arburg en Fakuma 2024: innovación y futuro del procesamiento de plásticos


UNSW Sydney también está desarrollando un Marco de Impacto Social para maximizar el progreso en sostenibilidad, resiliencia ambiental, cohesión social, salud, bienestar y prosperidad económica.

James Lancaster, director ejecutivo y fundador de Renew IT, señaló: «Esta iniciativa aborda dos problemas complejos. No solo reduce la producción de plástico virgen al crear filamentos de impresión 3D a partir de desechos, sino que también evita que los plásticos duros terminen en los vertederos»,

Además, añadió: “Si la materia prima para la impresión 3D se puede producir competitivamente reciclando plástico, no deberíamos usar materiales vírgenes. Al recuperar plásticos de alta calidad de los desechos electrónicos para su refabricación, podemos ayudar a las organizaciones a reducir sus emisiones de Alcance 3 e impulsar la fabricación local.”

¡No olvides compartir la información!

Artículos relacionados

¡Lee la edición más reciente!

Translate »
Consentimiento de Cookies de acuerdo al RGPD con Real Cookie Banner