El medio de comunicación de la Industria del Plástico ​

Guía rápida para entender los plásticos alternativos: bioplásticos, biodegradables y reciclables 🌎

Los plásticos alternativos son materiales diseñados para reemplazar a los plásticos convencionales derivados del petróleo, con el objetivo de reducir el impacto ambiental negativo asociado con el uso y la mala disposición de residuos tradicionales.

Si bien existe una fuerte campaña para promover una “transformación” hacia los materiales alternativos, se debe tomar en cuenta que el plástico es uno de los materiales esenciales en distintos campos e industrias. Pensar en simplemente prohibirlos o reemplazarlos no sólo no es fácil, sino quizá imposible dada su vital importancia en el desarrollo de tecnologías críticas como implantes o bolsas de aire.

Para entender, además, los alcances de los plásticos alternativos, se deben conocer sus características, aplicaciones y en muchos casos, limitaciones.

  1. Bioplásticos

Son materiales plásticos derivados de fuentes renovables, como almidón de maíz, caña de azúcar, celulosa, entre otros. A diferencia de los plásticos convencionales, que se derivan del petróleo, los bioplásticos tienen como objetivo reducir la dependencia de los recursos no renovables y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.


También lee: ¿Qué son los microplásticos, nanoplásticos y macroplásticos?


Existen varios tipos de bioplásticos, incluyendo PLA (ácido poliláctico), PHA (polihidroxialcanoatos), PBAT (tereftalato de butileno adipato), entre otros. Cada uno tiene diferentes propiedades y aplicaciones.

¿Cuál es su impacto ambiental?

Si bien los bioplásticos son biodegradables, compostables y en algunos casos pueden ser reciclables, su producción a gran escala todavía puede ser costosa y su disponibilidad puede ser limitada. Además, algunos bioplásticos pueden requerir condiciones específicas para degradarse adecuadamente, como ciertas temperaturas y humedad.

Conventus Polymers LLC anuncia la apertura de una filial en Singapur

  1. Plásticos biodegradables

Son aquellos que pueden descomponerse en elementos más simples bajo ciertas condiciones, como la presencia de microorganismos y humedad, en un período de tiempo relativamente corto.

Los plásticos biodegradables pueden estar hechos de materiales biológicos, como almidón de maíz, celulosa, almidón de patata, entre otros. Se utilizan en una variedad de aplicaciones, como bolsas de compras, envases de alimentos y productos desechables.

¿Cuál es su impacto ambiental?

Los plásticos biodegradables todavía plantean importantes problemas medioambientales. Muchos de estos plásticos todavía se fabrican con los mismos petroquímicos que el plástico del mercado masivo. Si bien la biodegradación reduce el problema de los desechos, todavía causa una enorme huella de carbono como resultado de la extracción de los recursos necesarios para la producción.

Es importante tener en cuenta que los plásticos biodegradables generalmente requieren condiciones específicas para biodegradarse completamente, como la presencia de microorganismos y oxígeno. En ausencia de estas condiciones, su degradación conlleva enormes cantidades de tiempo, en algunos casos, similares a las de los plásticos convencionales.

En resumen, los bioplásticos pueden ser biodegradables o no, mientras que los plásticos biodegradables pueden estar hechos de bioplásticos o plásticos convencionales.

Mercado de plásticos biodegradables alcanzará un valor de 23.300 mdd en 2026

  1. Plásticos reciclables

Casi todos los plásticos son reciclables. Se pueden recuperar algunas formas postconsumo de productos plásticos y convertirlo en otras aplicaciones.

La única consideración con los plásticos reciclados es que químicamente no se diferencian de sus homólogos convencionales y sólo pueden reciclarse un número limitado de veces. Los consumidores podemos ver las palabras “plástico reciclado” en un producto y mentalmente equipararlo con un bioplástico o plástico biodegradable, pero ese no es el caso.

Consideraciones

Los plásticos reciclables pueden ser recogidos y procesados en plantas de reciclaje donde se clasifican, se trituran, se lavan y se funden para producir nuevos productos plásticos.

El reciclaje ayuda a reducir la cantidad de residuos plásticos en vertederos y océanos, conserva recursos naturales y disminuye la necesidad de producir plásticos nuevos a partir de materias primas vírgenes.

¡No olvides compartir la información!

Artículos relacionados

¡Lee la edición más reciente!

Translate »
Consentimiento de Cookies de acuerdo al RGPD con Real Cookie Banner