El medio de comunicación de la Industria del Plástico ​

Los 3 tipos de bioplásticos que debes conocer: ventajas y desventajas

Los bioplásticos son polímeros formulados a partir de fuentes renovables y/o biodegradables. Existen diferentes tipos de bioplásticos que constituyen una familia con diferentes propiedades y aplicaciones.

¿Cuáles son los beneficios de los bioplásticos?

De acuerdo con European Bioplastics, para que un material sea considerado bioplástico debe garantizar su origen biológico, biodegradable o ambas cosas. Entre sus principales beneficios destacan:

  • Renovabilidad
  • Biodegradabilidad
  • Reducción de emisiones de carbono
  • Potencial de reciclaje y compostaje

¿Cuáles son los tipos de bioplásticos?

  1. Polímeros de base biológica

Los también llamados plásticos de base biológica toman los átomos de carbono de sus cadenas moleculares directamente de la naturaleza, es por esto que su origen se considera “bio-basado”.

Se consideran una alternativa a los plásticos convencionales porque ayudan a reducir la dependencia que existe actualmente respecto a otras fuentes de origen no renovable como el petróleo. Algunos ejemplos incluye:

  • Almidón
  • Celulosa
  • Proteína

Desventajas:

  • No todos los polímeros de base biológica son biodegradables, esto quiere decir que, al igual que el plástico convencional, no se convertirán en sustancias naturales en el medio ambiente.
  • La producción de bioplásticos puede requerir grandes cantidades de energía, en algunos casos, incluyo mayor que la utilizada en la fabricación de sus homólogos fósiles

También lee: Sulzer lanza un nuevo polímero biodegradable para el desarrollo de bioplásticos


Conventus Polymers LLC anuncia la apertura de una filial en Singapur

  1. Plásticos sintéticos biodegradables

Este tipo de material es de origen sintético, pero se producen a partir de fuentes renovables y son biodegradables bajo ciertas condiciones. Es importante recordar que la biodegradación no depende de la fuente de origen del material, sino que está directamente relacionada con su estructura química.

En otras palabras, un plástico 100% de origen biológico puede no ser biodegradable y un plástico 100% de origen fósil podría ser biodegradable.

Los plásticos biodegradables más comunes incluyen:

  • Poliácidos lácticos (PLA). Se obtienen del ácido láctico proveniente de la fermentación de azucares en fuentes como el maíz o la caña de azúcar.
  • Polihidroxialcanoatos (PHA). Son polímeros producidos por baterías durante la fermentación de carbohidratos o grasas.
  • Poliésteres sintéticos. Aunque estos bioplásticos no son biodegradables, pueden ser compostables en ciertas condiciones de temperatura y humedad. Ejemplos de estos materiales son:

Desventajas:

  • Requieren largos periodos de tiempo para descomponerse totalmente
  • Pueden requerir condiciones específicas para garantizar su biodegradación
  • Algunos plásticos sintéticos pueden liberar subproductos nocivos o tóxicos al medio ambiente

Bioplásticos compostables: una alternativa sustentable

3. Polímeros sintéticos no biodegradables

Si bien están hechos de fuentes renovables, estos materiales no son biodegradables. A pesar de esto, pueden ser compostables en ciertas condiciones de temperatura y humedad. Ejemplos incluyen:

  • Polietileno verde (producido a partir de etanol derivado de la caña de azúcar)
  • Polibutileno succinato (PBS)
  • Polipropileno (PP) y Polietileno de alta densidad (HDPE) bio-basados

Desventajas:

  • Pueden desprender altas cantidades de microplásticos
  • La gestión de los residuos de estos materiales suele ser costosa y deficiente
  • Pueden acumularse en el medio ambiente durante extensos períodos de tiempo

Mercado de plásticos biodegradables valdrá 23,3 mmd en 2026: reporte

¡No olvides compartir la información!

Artículos relacionados

¡Lee la edición más reciente!

Translate »
Consentimiento de Cookies de acuerdo al RGPD con Real Cookie Banner